Pedir ayuda psicólogo OviedoPedir ayuda cuando la necesitamos:

. No es un acto de debilidad, sino de valentía. Hay que tener más coraje para reconocer y mostrar nuestras limitaciones  que para ocultarlas. Es más fácil y cómodo aparentar que todo va bien y que somos fuertes y seguros de nosotros mismos que admitir que hay cosas que nos superan y que no sabemos cómo manejarlas.

. No es vergonzoso o humillante, sino un acto de reconocimiento sincero de los propios límites. Nadie lo sabe todo, nadie es experto en todo, nadie es omnipotente. Admitirlo es una muestra de humildad y… de sabiduría.

. No es una demostración de ineptitud o de fracaso, sino de inteligencia emocional y de autorresponsabilidad. No pedir ayuda cuando la precisamos por una especie de falso orgullo o de autosuficiencia mal entendida, muestra más nuestras carencias que nuestras fortalezas.

. No nos convierte en perdedores, sino en personas abiertas de mente, capaces de utilizar sin prejuicios todas las herramientas a nuestro alcance.

. No nos vuelve más vulnerables, sino más fuertes, más capaces. Buscando ayuda, aprendemos, y aprendiendo aumentamos nuestras destrezas. Buscando ayuda llegamos más lejos de lo que llegaríamos solos.

Ahora bien, para hacerlo de forma apropiada, tenemos que:

. Saber explicar cuál es el problema en el que solicitamos ayuda, lo cual requiere una reflexión previa. No podemos esperar que el otro adivine lo que necesitamos, sin más.

. Buscar a alguien que realmente pueda ayudarnos, a un experto o a una persona con más experiencia y conocimientos que nosotros sobre el tema en cuestión. Conviene evitar, en general, a personas tóxicas o con poca inteligencia emocional, charlatanes que venden remedios milagrosos o individuos que se puedan aprovechar deshonestamente de nuestras necesidades.

. Estar dispuestos a pagar un coste “razonable” por nuestra demanda. Incluso en el caso de un amigo o familiar próximo, debemos tener la disposición a devolverle el favor en un momento dado.

. Estar dispuestos a colaborar activamente en la solución, en la medida de nuestras posibilidades: facilitando información, aceptando probar las sugerencias que nos hacen -si las vemos mínimamente razonables-, etc. Una actitud demasiado pasiva o de desconfianza excesiva, podría bloquear toda posibilidad de cambio.

Si crees que necesitas ayuda pero tienes dudas, puedes contactar conmigo por teléfono 984093482 o 654898716– o mediante el formulario de contacto, y con mucho gusto te orientaré en tu caso particular.

Josep Planas – psicólogos Oviedo