QUIÉN SOY

Psicólogo colegiado núm. O-03053
25 años de experiencia profesional en psicoterapia de adultos.

Psicólogo en Oviedo

Formación básica

  • Ldo. en Psicología (Universidad Central de Barcelona)
  • Experto en Psicología Clínica de Adultos (Centro Aaron Beck de Psicología Cognitiva)
  • Master en Terapia Gestalt (Aula Gestalt de Barcelona)
  • Master en Terapia Breve Estratègica, avalado por el Centro di Terapia Strategica- Girogio Nardone (Arezzo, Italia) y el Mental Research Institute (Palo Alto, California)
  • Formación de Postgrado en Psicoterapia (Instituto Erich Fromm de Psicología Humanista de Barcelona)
  • Practitioner en PNL – Programación Neurolingüística- (Institut Gestalt de Barcelona)
  • Formación en Psicoterapia Integrativa –Introducción al Eneagrama y SAT 1 (Claudio Naranjo y colaboradores)
  • Curso habilidades y competencias a través del Coaching personal – Univ. Cantabria – Miríada X

Algunas cosas sobre mi

Me considero una persona seria, honesta, responsable y comprometida en mi trabajo e inquieta culturalmente, a la que le gusta mucho aprender y renovarse.

He trabajado también, a lo largo de los años y de diferentes maneras, en mi propio proceso de crecimiento personal, ya que considero que un psicólogo no sólo debe acreditar unos determinados conocimientos técnicos sino que también debe conocerse a sí mismo en la medida de lo posible.

Sobre mi tratamiento psicológico

Mi forma de trabajar

• En las sesiones de terapia, procuro no juzgar, no ver a las personas únicamente bajo la “etiqueta” de un diagnóstico concreto sino también, y sobre todo, desde el lado más humano y singular de cada individuo. Procuro entenderle desde sus vivencias, desde lo que a mí me “resuena” en el otro como ser humano que soy también, y no sólo desde un rol de “experto”. Si no puedo empatizar de alguna manera con el dolor del otro, con sus sueños, con sus grandezas y con sus “miserias” y me limito a catalogarlo y a aplicar “recetas” terapéuticas que he aprendido, no puedo llegar a ayudarlo de verdad, creo.

• En lo teórico, sigo una orientación básicamente cognitivo-conductual, pero procuro hacerlo de una forma flexible, adecuada a las necesidades concretas de cada paciente en un momento dado y que incluya otras opciones y recursos (Gestalt, escritura terapéutica, biblioterapia, Terapia de Aceptación y Compromiso, Terapia Breve Estratégica, etc.). Pienso que cuántas más “herramientas” tenga en un momento dado para resolver un problema, mayores serán las probabilidades de éxito, y que esa postura pragmática es la más honesta.

Mi visión de la psicoterapia

Finalmente decir que, en mi opinión, la psicoterapia no ha de ser una forma de “adaptar” a las personas a la sociedad, de hacer que encajen en el engranaje de la maquinaria social sin plantearnos nada más. Ni de poner un parche para ir tirando. Ni una mera forma de clasificar o etiquetar para tener la ilusión de control. Ni una herramienta al servicio de una ideología concreta, aunque tenga las “mejores intenciones”. Ni puede aplicarse de manera uniforme y masificada, sin tener en cuenta las complejidades del individuo, los matices del ser único e irrepetible que todos somos. Ni ha de ser sólo un conjunto de técnicas y/o trucos para sentirse bien y poder seguir “funcionando”. En mi opinión, la psicoterapia debe ser más ambiciosa, ir más allá, y:    

1) Ayudar a eliminar o reducir el sufrimiento psicológico innecesario y evitable, 

2)  Aumentar la capacidad crítica del individuo, la consciencia de sí mismo y de las cosas que le rodean, con una visión lo más límpida y menos distorsionada posible,       

3) Proporcionar herramientas para caminar y orientarse por la vida, como un buen mapa, una buena brújula, etc.          

4) Ayudar al individuo a encontrarle sentido a su vida, su propio sentido, aunque para ello tenga que ir por zonas menos transitadas o inhóspitas y/o tenga que enfrentar “fantasmas” personales o barreras sociales,           

5) Transmitirle el gusto por la experimentación, el concepto de que no hay éxito sin fracasos y de que… es importante tener coraje.          

6)  Potenciar su sentido de responsabilidad personal y social.